lunes, 30 de octubre de 2017

💝😘💕💟 Besarte es como perder la noción del tiempo y del espacio, es ver el cielo, las estrellas... es verte a ti. 💝😘💕💟

CONSEGUÍ A LA MUJER DE MI VIDA Cuál sería mi mayor suerte, si no tener a mi lado al amor de mi vida. Cuál sería mi mayor suerte, si no tener la posibilidad de crecer y de hacerme mayor a su lado. Cuál sería mi mayor suerte, si no poder contar nuestra historia: Justo empezaba el verano de 2012. Como cada año, mi familia y yo pasamos el agosto en unos apartamentos de Tarragona, junto a mi mejor amigo y su familia. Habitualmente, mi amigo y yo pasábamos los días de verano montando en bicicleta y disfrutando de la piscina y la playa. Todo funcionaba como solía funcionar, hasta que un día, como si los planetas, las estrellas y las constelaciones se alinearan a mi favor, la encontré. Estaba junto a una amiga en el lado más inusual de la piscina. No me preocupé acerca de qué estaban hablando, pero sugerí a mi amigo que fuéramos a hablar con ellas. Todo ocurrió muy rápido, y pronto aquellas chicas y nosotros nos hicimos amigos. Por aquél entonces, yo era un despreocupado melenas de 16 años, amante de la música clásica y de los videojuegos. Ella, una niña de 12 años, la más bella, adorable e inocente niña. Aquél año, algo en mi interior surgió, algo nació de entre mis entrañas, aunque ni yo mismo lo supiera. Pasó un año entero, hasta el siguiente verano. Tardé aproximadamente 2 minutos en enamorarme de aquella chica de 13 años. La vi llegar a la piscina, con la pelota para jugar a palas en la mano, con aquella sonrisa en la mirada y aquellos profundos labios rosados.
Aquél verano fue maravilloso. Realmente, no sucedió nada entre nosotros, simplemente hablamos, algo que en nuestros tiempos se está perdiendo. Hablar, hablamos de todo. No pude hacer nada más que enamorarme profundamente de aquella mujer. No obstante, había un problema: la edad frenaba su decisión. Durante seis meses, crecí a su lado, crecí como poeta, como compositor, como pianista, como músico, como persona, como humano. Crecí como jamás con nadie he crecido, hubo algo en aquella chica que me llegó hasta lo más profundo de mi ser, hasta la esencia de mi existencia, me dio una razón para vivir. Sin embargo, nuestra amistad nunca llegó a más, no pude atravesar la impenetrable barrera de su inseguridad, y no hubo más remedio que distanciarnos. Si algo puede parecerse a morir, aquél instante, el instante en que se rompió nuestra relación lo fue. Sin embargo, y contra todos mis pensamientos, pude seguir adelante. Conocí a una chica de clase y me enamoré de ella. Pero desde el primer instante, no fue lo mismo. Supe desde el primer momento que aquella chica me gustaba, pero supe también desde el primer momento que ella no era mi chica… no era mi amor. Aún así seguí con ella, porque la quería. Pasaron 3 meses, hasta que llegó de nuevo el verano, el verano de 2014. Algo en mi interior reconoció de nuevo aquellos sentimientos al verla, volvió a sentir las mismas mariposas al mirarla, volvió a vivir como la primera vez. Aún así, me autoengañé para abordar lo que no quería soportar: enamorarme de nuevo del amor de mi vida.
Llegaba el día de mi cumpleaños, y me prepararon una fiesta sorpresa todos mis amigos de los apartamentos de Tarragona, incluido ella. Aquél día, llevó un vestido blanco radiante, fabuloso, que lucía espectacular contrastando con su moreno de piel. Se acordaba de todo. Se acordaba de cada momento que pasamos juntos, de cada sonrisa, de cada palabra. Se acordaba de absolutamente todo. Y yo me acordé de algo también: me acordé de el amor. Me acordé de las mariposas en el estómago, me acordé de la inspiración, me acordé de sus ojos, me acordé de su sonrisa, me acorde de su pelo, de su piel; me acordé de ella. Durante los siguientes días, mi confusión me consumió, pero los planetas, las estrellas y las constelaciones volvieron a alinearse a mi favor. Conseguí el valor para dejar a mi novia y poder llenar de nuevo mi corazón y mi alma, con la mujer más perfecta que la naturaleza puede dar, con la mujer de mi vida.

💕👄😘🌹 Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado. 💕👄😘🌹

ME ENAMORÉ DE UN FUTBOLISTA Todo empezó en el año 2010, estaba en primer año de mi carrera universitaria. Tenia apenas 19 años y muchas cosas por conocer en la vida, y asi fue. Un dia, me encontraba con mi primo de mi misma edad viendo un partido de futbol. En realidad era él el que miraba, mientras yo hacia un trabajo que tenia que presentar al dia siguiente en la Universidad, era imposible concentrarme con sus gritos y quejas. A lo que yo le pregunté “¿Qué tanto reniegas? Es solo un partido de futbol”, le dije, A lo que el me respondió. “No, no es solo eso, son los mejores equipos de Europa, y podría decirse del mundo. Simplemente vos no sabes nada de esto”. Al escuchar su respuesta le dije: “A ver… Explícame”. Y ahí empezó a contarme la historia de ambos equipos. A medida que en la TV enfocaban a los jugadores me iba dando características de cada uno de ellos, hasta que la pantalla se congeló en uno especial, y por ende yo quede prácticamente muda. Mi primo comenzó a describirlo a ese jugador, en esa época de 29 años, describía en que equipos había jugado, pero yo no lograba escucharlo ya que quede paralizada en su imagen: un hombre rubio, de ojos verdes, con un estado físico envidiable. Lo único que salió de mi boca en ese momento fue: “Qué hermoso que es” a lo que mi primo respondió “estas locá, no es tan fachero como otros”. Tal vez para el… pero para mi era muy buen mozo. Su nombre D (SOLO DIRE LA LETRA), 29 años en ese tiempo… llevaba un largo periodo como jugador profesional. Seguimos hablando con mi primo hasta que se dio por finalizado el partido. Días después yo seguía interesada en aquel jugador, hasta que decidí googearlo, me aparecía toda su vida, donde había nacido, cuantos años tenia, su tiempo activo, hasta que di con su twitter. Recien hacía unos meses que el lo había creado, por lo tanto no tenia muchos seguidores, asi que decidi seguirlo. Casi todos los días visitaba su twitt y le retwiteaba. Ya se hacia una especie de costumbre o tal vez una necesidad. Hasta que un buen dia me doy con una enorme sorpresa “D ** *** te esta siguiendo “ , mi reacción fue quedarme atónita. Puesto que podía mandarle un mensaje, pero no me hacia ilusiones que lo leyera, ya que una persona como el es muy ocupada y no tendría tiempo de leer mensajes de “fans”. Pasó un par de días y justo dio la casualidad que estaba en conexión. No perdí tiempo y le escribí un pequeño y sencillo mensaje “Mi enorme admiración hacia tu talento, aquí también se te admira, y mucho. Saludos desde Argentina” Y se lo envié. En ese momento tuve a apagar la computadora y seguir con mi estudio, puesto que no tenia esperanza tener una respuesta. Justamente ese tiempo tuve una semana llena de exámenes, por lo tanto no tuve tiempo de absolutamente nada. Cuándo las cosas mermaron, me di un descanso y entre a la web un rato a despejarme. Inmensa fue mi sorpresa al ver que tenia un mensaje del futbolista que decía “Que linda eres , no puedo creer que me conozcan hasta en esa parte del mundo, yo pensé que sólo me conocían en mi continente, es un gran halago tu parte, muchas gracias!!! Cuéntame algo de vos y tu país” Mi reacción fue dar un brinco de la silla y agarrarme la cara , no lo podía creer, acaso ese futbolista extremadamente talentoso estaba haciéndome preguntas a mi? Si!!!!! Tarde menos de dos minutos en terminar de escribirle. Le dije mi nombre completo, mi edad, también que estudiaba para ser una profesora de Ingles, que por esa razón escribía bien en ese idioma (mis mensajes eran en ingles asi el los entienda). Le conté eso, un par de cositas mas y envié el mensaje. Estuve 3 horas frente a la pantalla de la computadora para ver si conseguía otra respuesta de su parte, pero fue en vano. Ese dia apague la computadora y me fui a dormir, asi paso una semana hasta que volvi a tener un msj de D, en la que me decía “Parece que tenes una vida muy bonita, a mi me hubiese gustado ser profesor de cualquier cosa, pero lamentablemente ya tengo mi profesión de futbolista de la cual no me arrepiento, disculpa que haya tardado en responderte. Pasa que no entro muy seguido a esta red social, que te parece si te paso mi correo electrónico y de ahí conversamos tranquilos?” ¡Y lo hizo! Dejo su correo, no lo podía creer , me dejo su correo electrónico para poder conversar tranquilamente, no lo podía creer, era un manojo de emociones. En ese preciso instante lo agregué, pero tenia que ser consciente de las 4 horas de diferencia que había de su país con el mio. Esa misma noche me quede hasta las 4 de la madrugada despierta, ya que el horaria de allá eran las 00 horas, y siempre a esa hora marcaba cuando me mandaba sus mensajes, espere hasta que lo encontré en hablarle, No di mas y le mande “Hola. Soy tu fan Argentina, me recuerdas? . Sentia un temor que su respuesta sea NO, pero para mi sorpresa su respuesta fue, “eyyyy ¡!¿como no acordarme? Claro que si me acuerdo, ¿cómo estas linda? Te dije que por acá platicaríamos mejor!” Dios mio… ese momento me sentía en otro mundo, estaba chateando con alguien que siempre crei que seria imposible simplemente que me siguiera por Twitter, pero no!! Estábamos chateando, y hablando de la vida de cada uno. El me contaba de la suya, como yo de la mia. Me contó que hacia 8 años que estaba casado, con 3 hijos , su debut en el futbol fue en 1998 , Tocamos temas profundos como la muerte de su padre, en ese tiempo hace un año, y de mi crianza con una madre soltera. Los días pasaban y siempre estábamos en contacto, pasando un dia siempre chateábamos horas y horas, siempre había de que platicar, de su carrera como futbolista y de mi carrera como futura profesora. Cada día que chateábamos me sentía en las nubes, me imaginaba una vida con él, me imaginaba tantas cosas que para mi eran imposibles. De las 24 horas del dia 20 pensaba en D, a tal punto que me estaba asustado. Tenia miedo de perturbar mi carrera o tal vez de encerrarme en ese cuento de hadas que me imaginaba. Un dia que estábamos chateando el se dio cuenta que tal vez no estaba en mi mejor humor, a lo que me pregunto: “¿Qué te pasa?” Yo le dije que nada.. pero el seguía insistiendo hasta que le dije: “Si hubieras tenido otra vida, te hubieras imaginado conmigo a tu lado?” Hubo una pausa de unos minutos, me decía a mi misma, “¿lo asuste? ¿No me hablara más? ¿Para qué dije eso?” Pensaba miles de cosas, me estaba desesperando, esos minutos de espera a una respuesta se estaban haciendo eternos, hasta que llego la respuesta… y fue un “SI, DEFINITIVAMENTE”. En ese instante unas lagrimas brotaron de mis ojos me pregunte a mi misma, ¿por qué tiene que vivir tan lejos? ¿Por qué tiene que ser famoso? ¿Por qué tiene que ser casado y con hijos?… Eran preguntas que me las hacia a mi misma en ese preciso instante. Mi respuesta hacia el solo fue un “ah, bueno” , a los pocos segundos su pregunta fue “Y vos?”… Tantas cosas tenia para contestarle, tantas cosas estaban listas para salir del fondo de mi corazón, solo las noches eran testigos de que no dormía por pensar en él, en su cara, su sonrisa. Eran tantas cosas las que quería decirles que solo me salió escribirle “Si algún día llegara a conocerte seria mucho más feliz. No tuve respuestas, se desconecto y mi mundo se vino abajo.
En ese tiempo ya estábamos llegando a fines de 2011, ya había hecho mas de un año que nosotros veníamos chateando. Después de aquella conversación no volvimos a hablar mas del tema, simplemente de cosas cotidianas, el avance de mi carrera, su vida futbolística y personal. Había llegado al mundo su cuarto hijo junto a su esposa de casi una decada. Llegó a mayo de 2012 y llego el dia de mi cumpleaños, D me saludo a través de chat y me pidió algo que verdaderamente me llamo muchísimo la atención: El código de mi país y mi numero de celular, sin pensarlo dos veces se lo mande rápidamente ya que estaba llegando tarde a la universidad, al salir de la misma ,camino a mi casa tipo 10 de la noche mi celular empieza a sonar, atendí sin importancia pensando de que era mi mamá. Me resultó ser una vos masculina: Hello?? I’ M D** (HOLA? SOY D***)”, mi alma se fue de mi cuerpo, mis piernas temblaban a tal punto que tuve que sentarme en una plaza que había ahí, era EL, aquel hombre que sin haberlo conocido personalmente me había quitado el sueño, el hambre, casi la vida… Llamaba para decirme feliz cumpleaños y para decirme que en el mes de julio venía a mi país a firmar unos papeles, y de paso seria la oportunidad justa para conocernos. Intenté hablar lo mas tranquila posible, ya que mi garganta tenia un enorme nudo de tanta emoción, estuvimos hablando por celular cerca de 15 minutos, al terminar me puse a llorar como una estúpida, ¿estaba soñando? ¿Estaba loca o era en serio? Estaba a un mes y medio de conocer a aquella persona que tanto me enamoró. En mi mente los días no pasaban mas, parecían meses y meses. Nuestro Punto de encuentro iba a ser El aeropuerto de Ezeiza de la ciudad de Buenos aires. Para llegar hasta ahí yo tenia 15 horas de viaje en micro, pero no me importo. Llego mi dia de viaje, armé mi pequeña valija ya que solo me iba por el fin de semana, le mentí a mi madre que viajaba a otra ciudad por un curso intensivo que ayudaría el avance de mi carrera, lo creyó. Subi al micro y parti, desde ese momento ya tenia los nervios a flor de piel, sentía un fuerte dolor de estomago, estaba a menos de doce horas de conocer a D. En el camino intercambiábamos mensajes de texto, ya que el iba en el avión y llegaba una hora mas tarde que yo. El micro llego a destino y llegue a la ciudad de Buenos Aires. Tomé un taxi y me dirigí hacia el aeropuerto, llegue ahí y me senté a esperar donde habíamos quedado, me sentía muy nerviosa pero a la vez ansiosa, mis manos temblaban, tenía un nudo en la garganta y en el estomago, creo nunca haber estado tan nerviosa en toda mi vida. Pasó un poco mas de una hora y no tenia ninguna novedad de D ,y encima mi celular había quedado sin señal, espere y espere , a medida que pasaba el tiempo mas nerviosa me ponía, hasta que de repente siento que alguien se sienta en el banquillo de al lado, giro para mirar y era el… era ÉL. Con una sonrisa en su rostro y sus ojos brillantes me dijo “Hola”. En ese instante sentí algo inexplicable, una mezcla de euforia, emoción, felicidad , alegría, un sentimiento que se presenta una sola vez en la vida, y a mi me paso al verlo. Nos fundimos en un abrazo interminable, esos que parecen ser eternos y que uno no quiere que jamás acaben. Fuimos a desayunar y de paso quedar en el hotel que el ya había encargado, un hotel hermoso y muy elegante, hablábamos y hablamos todo el tiempo, no había instante que haya silencio, no lo podía creer. Estábamos hablando personalmente, miraba su rostro, su sonrisa, el acariciaba mis mejillas ,apretaba mis manos… Me sentía tan feliz. Llego la noche, era hora de acostarse, obvio, había una cama matrimonial, hicimos el amor prácticamente toda la noche, recorrí cada centímetro de su hermoso cuerpo, como el recorrió el mío. Fue hermoso, muy pasional. Asi paso volando el fin de semana, entre charlas, caricias y sexo. Llegó el momento que cada uno debía volver a su vida y a su lugar, el a su país y yo a mi ciudad. Lo acompañe al aeropuerto y minutos antes de subir al avión me confesó que era mentira que vino hacia mi país por un papeleo, vino exclusivamente a verme y le hubiese gustado que las cosas hubieran sido diferentes, diferente estilo de vida, su profesión, la enorme distancia de un país a otro (y sobre todo su esposa e hijos). Me atuve a decirle nada, sólo a besar sus labios por última vez y fundirnos en un fuerte abrazo. No quería soltarlo pero el debía volver a su vida. Subió al avión y se fue. Y yo quede ahí, con el corazón partido en dos, una angustia inexplicable y un montón de preguntas que no tenían respuestas: ¿Por qué tenia que vivir tan lejos? ¿Por que tuvimos que tener vidas tan diferentes? Muchas preguntas que nadie me las iba a poder responder, No me importaba su fama, ni mucho menos su dinero, lo amaba a el, a su persona, su forma de ser. Dos años después y yo estoy aquí con mis sentimientos intactos, este año me recibo de profesora, no hay segundo que no lo tenga presente en mí, no hay noche que no lo sueñe, y eso se debe a mi gran anhelo de volverlo a ver algún dia, de volver a sentir su piel, de acariciarlo, de besarlo. No creo que alguna otra vez llegue a sentir esta clase de amor. Actualmente estoy en una relación hace ya casi un años con un chico que se recibió de abogado en mi misma universidad. Con D por ahí chateamos, esta a full con el fútbol, la ultima vez lo vi por TV en un partido del Mundial 2014, ya que jugó para su selección natal y, de esas casualidades de la vida, mi país fue el que derroto al suyo.

💓😍💞😘 El amor verdadero hace milagros, porque él mismo es ya el mayor milagro 💓😍💞😘

700 KILÓMETROS NO ES NADA COMPARADO CON LO QUE LE AMO Todo esto empezó cuando una chica de 15 años, es decir, yo, decidí entrar en un sitio web para conocer a gente nueva, fue en octubre aproximadamente, porque me estaba aburriendo mucho, y me abrió para hablar un tal “Rich” y nos quedamos hablando toda la noche y así pasaron unos días más hasta que nos pedimos el numero para poder hablar más a menudo. Estuvimos hablando sin parar durante 4 meses, contándonos nuestras cosas, hablando sobre nuestros gustos, enviándonos fotos para conocernos físicamente y nos fuimos conociendo cada día más, me enamore de él, no por cómo era físicamente, sino por lo mucho que me demostró en esos 5 meses que nos estuvimos conociendo.
Se lo dije, y él me dijo lo mismo, también me quería igual que yo a él, seguimos hablando y hablando y finalmente me pidió para salir en mayo, le dije que si sin pensármelo y acordamos una fecha para conocernos en persona y poder abrazarnos y estar juntos, ya que nos separaban unos 700km… En agosto nos conocimos en persona, siempre lo recordare, él primer beso con él y su mirada y su todo, ese 25 de agosto de 2013 tan perfecto, luego nos tuvimos que separar pero tardamos poco en volvernos a reencontrar, él vino en septiembre y estuvo una semana junto a mí, nos volvimos a reencontrar en diciembre, en enero y en febrero también. Cuando yo cumpla la mayoría de edad iré a vivir con él ya que eso es lo que tenemos planeado hacer y entonces sí que sí, no nos volveremos a separar nunca más, y ganaremos a la distancia que nos separó durante muchos minutos, horas y meses sin podernos ver ni estar el uno junto al otro. Actualmente llevamos saliendo 1 año y 3 meses y hace ya más de dos años que nos conocemos, espero muchos más aniversarios con él, solo decir, que es la mejor persona del mundo que e conocido nunca, me a ayudado con todos los problemas que tengo y me a dado consejos de todo tipo y siempre está ahí para cuidarme cuando estoy triste, es único y nunca lo voy a dejar porque le amo y siempre le amare y decir que como yo no le querrá nadie, quiero escribir mi historia junto a él y solo con él. Te amo

❤👄😍🌺Una flor no puede florecer sin sol, y el hombre no puede vivir sin amor. ❤👄😍🌺

MI PRIMER AMOR QUE NO SABÍA QUE LO ERA
Apenas tenía 11 años cuando lo conocí. Él era todo lo contrario a lo que yo era en ese entonces, yo quien le tenía miedo a hablar con las personas, así que ese año me dedique a hablar con chicas en especial con una que me desagradaba completamente; años más tarde mi mejor amiga. Recuerdo que no me resultaba fácil tener una conversación con alguien, sin embargo él se empeñaba a hablar conmigo, era el típico niño fastidioso, jamás me pregunte porque solo a mí , y solo después de unos años me di cuenta que tal vez y solo tal vez le gustaba. Lo último que recuerdo de ese año es que me dio un papelito diciendo “prometo ya no fastidiarte más y quiero ser tu amigo” No se por qué me emocione y le enseñe ese papel a algunas amigas, ellas decían que le gustaba, pero yo estaba completamente desinteresada, me gustaba otro niño que se me hacía adorable. Y el solo era mi “amigo fastidioso”. En segundo año el chico que me gustaba se cambió de escuela, y luego me entere que yo también le gustaba, él pudo haber sido mi primer amor si no se hubiera ido, pero se fue. Pero mi amigo fastidioso aún estaba allí, me ponía apodos y lo detestaba por eso, pero a la vez me resultaba terriblemente adorable. En especial cuando marcaba territorio conmigo y otros chicos. Como podría odiar a alguien que me defendía de otros chicos. Pero yo una vez más enamoradiza; me enamore de otro chico, que también se fue al año siguiente. Lo sé, pensarán que tengo una maldición o algo. ¡No!, no la tengo. En tercer año estaba segura que éramos mejores amigos hablamos y él se convirtió en el gracioso de la clase, me gustaba estar con él, pero ese año me gustaba otro chico En cuarto tenia amigas que nos fastidiaban, y creo que fue en ese año que me di cuenta que algo pasaba entre nosotros, me gustaba estar con él y que me hiciera reír pero mis piernas temblaban cuando se acercaba a mí; una de nuestras amigas en común estaba convencida que el en cualquier momento me pediría ser su enamorada y yo siempre le decía que eso no pasaría, cada vez que hablábamos ella se acercaba a preguntarnos si ya estábamos saliendo. Era divertido gritarle “¿estás loca?, ¡largo!” Y yo estaba confundida, porque tal vez existía la posibilidad que todos lo malinterpreten ¿Era imposible, verdad?, ¿Cómo podría gustarle yo? ¿Cómo podría gustarme él? Pero había un chico que me empezó a fastidiar solo porque no me gustaba prestarle mi tarea para que se copee, lo odiaba. En serio, le odiaba, me hacia la vida miserable, lanzaba mis cuadernos y mis cosas y para colmo nos teníamos que sentar juntos. Odié esa mitad de año. Mi mejor amiga estaba carpetas lejos de mi incluso el, mi amigo también lo estaba quería decirle, quería acusarlo, pero el odioso es ese tipo. Era el tipo que se cree demasiado bueno y que las personas le dan mucha importancia; estaba envidiosa que todos parecían divertirse excepto yo. Para ese entonces él haba dicho a todos que yo salía con un chico nuevo que recién había ingresado ese año. A mí, realmente, no me gustaba él, era tan incómodo que te fastidien con alguien que no te gusta. Si lo han experimentado saben de que hablo. Es incomodo es odioso, y se lo dijo a todos, incluso los maestros creían que nosotros salíamos, lo odiaba. Y solo fue porque el nuevo, coqueteó un poco conmigo, solo que en ese entonces no sabia que era coquetear con alguien, ahora lo sé. A mitad de año hacíamos nuestra confirmación. Rogué a todos los cielos para que no me tocara con el odioso y mucho menos con el que me fastidiaban, y creo que me salió bastante bien- demasiado- yo diría, porque fue en esa mitad de año que confirme que me gustaba mi amigo. Realmente, realmente me gustaba, el era divertido me gustaba estar con el y que mis piernas tiemblen o que me quede nublada cuando tenía que decir algo. Me gustaba sentarme a su lado. Pero supongo que algo cambiaba entre nosotros. Mientras yo me sentía más atraída por el, él se alejaba, el ya no era mío, el era amigo de todos, el ya no me prestaba la misma atención que antes. Y aunque nuestra relación era muy buena, y aunque una vez de tantas me llevo de la mano como si fuéramos algo y para una niña de 14 que no tenía interacción con ningún hombre eso era importante. Me hacía sonrojarme, y debí saberlo que yo le interesaba a él. En quinto de secundaria él tenia novia. Me partió el corazón, porque me gustaba, pero ahora él era de su novia. Aún me agradaba que me fastidiara con mi banda preferida y aun le quería. Felizmente estaba obsesionada con una banda de chicos que estaba segura que me casaría con alguno de ellos, así que pensaba que cuando me casara con alguno lo invitaría. Él siempre jugaba con ese pensamiento mío, él decía que llevaría a su novia, a veces solo nos sentábamos y hablábamos de como seria eso, mientras yo lanzo mi ramo de flores el evitaría que su novia lo cogiese. Inventábamos alguna fiesta y me decía si invitaría a alguno de ellos. Hablamos mucho por chat (en ese tiempo existía), hablábamos en persona, luego terminamos el colegio y aun éramos amigos claro que más lejanos. Él termino con su novia, creo que fue a mí a la primera que se lo dijo. A diferencia de todos los amigos que olvidé al entrar a la universidad, sólo conservo a dos o tal vez tres personas que recuerdo con mucho cariño. Mi mejor amiga, que ya llevamos 10 años de amistad, otra amiga que ocasionalmente veo y a él. A veces nos encontramos en el carro. No sé si nuestra historia continuará, pero el hecho que haya pasado 10 años desde que nos volvimos amigos es algo especial. La última vez le invente una historia de amor con un tipo “x”, porque empezó a preguntarme si estaba con alguien. Entré en pánico y le dije que estaba súper enamorada de alguien. Realmente ya no me gusta, pero ver a tu primer amor a veces me pone de buen humor. No encuentro muchos chicos que me siguen el juego cuando me pongo infantil.

🌹💌😘 Mantén el amor en tu corazón. Una vida sin él es como un jardín sin sol cuando las flores están muertas 🌹💌😘

Hola mi nombre es Viridiana tengo 14 años y estoy confundida con lo que siento por un chico de la escuela se llama Jorge. Yo estoy terminando el tercer grado de secundaria, Jorge esta en mi grupo y me gusta pero no se si siento algo por el o solo estoy así por que quiero saber como es un novio amoroso. Yo soy una chava un poco seria cuando estoy con mis amigos soy como todos un poco mas sociable, pero yo a pesar de la edad que tengo no he tenido novio. Muchas personas no me creen, pero es la verdad. Él tiene novia, y lo peor de todo es que ella también va en mi salón se llama Gladis, pero son como dos desconocidos no se hablan, ni siquiera una mirada, pero los dos se gustan. Yo ayudé un poco para que ellos dos andarán y poco a poco, plática con plática me empezó a interesar más. Cada día que pasaba con él para mi era la gloria, me sentía única pero al pasar el tiempo el le dijo a Gladis que si quería ser su novia y ella le dijo que si. Yo sentí que el me ahogaba en un vaso de agua, pero pasó y ellos son novios, pero no parecen… Él en clase se sienta frente a mí y siempre platicamos y también cantamos y luego me canta, pero desde que ella se volvió su novia él se empezó a alejar de mí, me hablaba pero muy poco y muchas veces me ignora, él es la primer persona que hace que yo me sienta así y no se si él siente lo mismo por mí, porque hay veces en las que me procura mucho, es atento conmigo y también es muy divertido. La verdad es que me hace sentir muchas cosas y otras veces me hace sentir mal y me duele que sea así conmigo, pero él sigue con Gladis (su novia) y no se que hacer. Jorge es el chico que me hace reír cuando estoy triste, pero en ratos cuando me siento bien me hace llorar. A varias chicas de mi escuela les atrae Jorge, pero hay veces en las que hace que yo me sienta importante para el. Me siento fea y él a veces hace que yo me sienta guapa, pero la mayoría de veces él y otros chicos de mi salón de clases me hacen sentir que si soy fea, pero es un dilema muy complicado, en el que tengo que decidir muchas cosas y la primera es si me alejo de él o si le digo arriesgándome a que ya no me hable o no me trate igual. Ya casi salgo de la secundaria y no me gustaría quedarme así sin decirle nada y serán mis XV y me dijo que si lo invitaba (obvio me gustaría que quiera que el estuviera en mis XV)

miércoles, 25 de octubre de 2017

🌹💓💕😍 Y es que el amor no necesita ser entendido, simplemente necesita ser demostrado 🌹💓💕😍


TÚ ERES PARTE DE MÍ

 Mi amor, te escribo esta carta porque llevo días callando algo que me está quemando por dentro. Desde fuera todo se ve bien, nos reímos, me caigo desde la primera cita o me pego en la cabeza con los controles de tu coche, pasamos todo el día diciéndonos cosas lindas, nos reímos a carcajadas en el cine, preferimos besarnos a hablar, caminamos de la mano, te has convertido en mi mejor amigo y no hay nada en el mundo que yo no te contaría a ti. Excepto una cosa y sé que lo has notado. Lo sé por que de pronto sólo me preguntas ¿por qué te veo así? ¿en qué estoy pensando? O cuando sólo preguntas ¿qué pasa amor? Es por esas preguntas o más bien mis respuestas que escribo esto con la culpa envuelta en llamas. Te prometí que jamás mentiría y lo he hecho. Pero quiero que sepas que no fue por ti que lo hice, fue por el tiempo, las cosas entre nosotros pasaron tan rápido que no podía controlarlas. Recuerdo aquel momento en el que me dijiste que querías pasar tu vida conmigo que yo sólo pude contestar con un “te adoro”. Fui víctima del tiempo, de mi miedo y congruencia, le falté al respeto a nuestro amor, a mi, pero el más afectado has sido tú. Tú que lo has dado todo, que me llevas a la pista si quiero patinar o no duermes media hora más porque yo quiero estar contigo esa media hora. Tú que sin pensarlo me dijiste te quiero y al segundo día me pediste ser tu novia. Tú, que no te importo nada y le gritaste tu amor a mi al mundo, tu que has sido un príncipe conmigo y me has cuidado en cada segundo. Tú que eres el último y que antes de conocerte apenas dos días antes escribí sobre ti, tu que llegaste a tiempo, ni un minuto tarde, ni uno después. Tú que eres quien me presento el cielo y me dio la tiara para ser una verdadera princesa. Tú que con todo el miedo decidiste arriesgarte por mi. Tú, quién curó y borró mis heridas. Tú que con sólo mirarme sabias que era yo. Tú,quién no se merece este engaño. Te mentí, por que cada vez que ponía esa cara era porque quería decirte algo, cada mirada silenciosa que terminaba en un beso, ocultaba algo muy fuerte. Sé que es muy pronto, pero no te adoro, tampoco te quiero, porque querer es sólo algo que sólo quieres y tú eres parte de mí… Perdóname, pero tuve miedo, pero estoy lista y más que lista segura. Te amo.

👄❣😍👩‍❤‍💋‍👨 Besarte es como perder la noción del tiempo y del espacio, es ver el cielo, las estrellas... es verte a ti. 👄❣😍👩‍❤‍💋‍👨

NO LO CONSIDERO UNA HISTORIA TRISTE Por aquel entonces estaba sola, en mi casa mi madre trabajaba todos los días y muchas noches, mi padre no nos prestaba atención, cuando mis padres se juntaban solo discutían y mi hermano los calmaba y también me calmaba a mí que no podía dejar de llorar, pero se fue de casa y no supe otra vez de él. Cuando tenia 8 años, cuando me ingresaron en el hospital por primera vez conocí a un chico, y su hermano gemelo, estos chicos fueron mis primeros amigos. Pasaron los años y a los 12 años, yo me había enamorado de uno de los gemelos, Daniel. No sabia como decírselo, yo era muy tímida. Daniel y su hermano Adrian apenas salían del hospital, aunque yo por una enfermedad solía estar muy débil y no paraba de entrar y salir. Esto a los 14 años paró. Los tres nos mejoramos y llevábamos ya unos meses sin pisar el hospital. Entonces entro un nuevo chico al grupo, yo le tome mucho cariño, era como mi hermano pequeño, solo tenia un año menos que yo pero es que los gemelos tenían tres años mas que yo y siempre me lo hacían notar. Un año mas tarde seguía enamorada de Daniel y decidí decírselo, pero su respuesta fue un no. Nos dejamos de ver un tiempo, y yo tuve que volver al hospital, cuando paseaba por ahí vi a Daniel en una habitación, lo que me extrañó. Se supone que ya estaba recuperado. Entré y el tampoco esperaba verme ahí. Entonces su hermano salio conmigo y me lo contó todo. Cuando yo le había pedido salir, unos días antes a el le habían diagnosticado cáncer y por eso decidió decirme que no, porque tenia miedo de morirse y dejarme sola. Por eso se alejo de mí, esperando a que encontrase otra persona. Entré a la sala y vi a David, el ultimo en entrar al grupo llorando, mañana operaban a Daniel. Me acerque a la camilla y el sonrió, siempre lo hacia, por muy mal que se sintiese “No llores” me dijo, hasta ese momento no me había dado cuenta de que estaba llorando, me hizo prometerle que tendría un final feliz, juntos o no. Al día siguiente fui a verle antes de la operación y él me dio mi primer beso, después sonrió entre lágrimas y se lo llevaron, era la primera vez que lo veía llorar. Horas mas tarde el doctor nos lo dijo, la operación no había salido bien. No podía parar de llorar, David y Adrian también empezaron a llorar. Unos mese mas tardes yo seguía destrozada y David vino a verme, Adrian había muerto, bebió mucho y cogió la moto, que idiota. Hoy a los 23 años, fue la primera vez que fui a sus tumbas. Pasé cerca de un año llorando por los dos, pero después de aquello mi vida siguió. A veces tengo que ir al hospital para revisiones pero nada grave. David es mi mejor amigo y nos vemos casi diariamente. Hoy estuve recordando a ese par de gemelos que si no hubiesen estado ahí, ahora no seria como soy. Ellos me enseñaron lo que era tener una familia.

💝💘💝👄 Aunque no sepa quererte de la forma que a ti te gustaría, 💝💘👄 siempre te querré con toda mi corazón de la mejor forma que sepa. 💝💘💝👄

UN AMOR QUE NO FUE Y QUE PUDO HABER SIDO A mis 22 años ya había conocido las sensaciones de amor y desamor, entendía el significado del placer, el romance y amor, sentía que el amor no era para mí. En aquel tiempo estaba envuelta en una relación, siendo la amante de un hombre casado 16 años mayor que yo por quien simplemente sentía deseo, pero a pesar de eso quería tener a alguien más que pudiera dedicarme más tiempo sin necesidad de excluirlo de mi vida. Con esa idea accedí a una página en internet para conocer personas. Así un día coincidí en el chat con un hombre con quien empecé a tener largas conversaciones. Aunque veía sus fotos no me resultaba atractivo, pero era realmente agradable. Él tenía 10 años más que yo, vivía en el país vecino teníamos aproximadamente 45 km de distancia. Un día me decidí a conocerlo y se lo propuse porque de su parte parecía no haber intención de proponérmelo. Entonces fui hasta su ciudad para almorzar juntos. Era la primera vez que lo veía, pero sentía que sólo me reencontraba con alguien que ya conocía. Conversamos y reímos mucho, me encanto saber que él tenía el mismo concepto que yo sobre el amor, no era para nosotros, tampoco las relaciones formales. Sentí que era perfecto un hombre independiente con quien podría tener una aventura y seguir con mi otra relación. Pasaron los días y nos volvíamos más amigos, nos veíamos los domingos para almorzar. En una ocasión quedamos en encontrarnos, pero no sucedió porque tuvimos una pequeña discusión por una tontería. Di por sentado que se acababa todo porque yo era orgullosa y el aún más, incluso me dijo que mejor dejábamos las cosas como estaban. Pero me sorprendió que rompió su orgullo, volvió a escribirme, me dijo “mañana voy junto a vos”. Ese día que nos vimos al final de nuestro encuentro no resistí y lo besé por primera vez. Desde ahí nos volvimos más unidos y fue extraño para ambos que no teníamos sexo. Pasó un buen tiempo hasta que sucedió, incluso antes de eso yo deje de ver a mi amante y el también dejo a la persona con quien salía. En realidad todo fue extraño porque se suponía que iríamos a tener una aventura, pero parecíamos dos adolescentes enamorados, caminando de la mano juntos, dándonos besos y abrazos en público, enviándonos tiernos mensajes, siempre pendientes el uno del otro.
Me incluyó en su vida, se preocupaba por mí, me cuidaba, me trataba como si fuese la mujer más hermosa del mundo, me hacía sentir especial y hacía que yo estuviese sonriente todo el tiempo, todos los fines de semana los pasaba en su casa. Había mucha confianza entre nosotros, me había contado sobre su vida, sus relaciones, y siempre me recalcó que como él era conmigo no lo fue con nadie, las cosas que hacía no eran normales en él, por ello se sentía sorprendido de cómo pude conseguir eso. Me aseguró que siempre estuvo con varias mujeres al mismo tiempo, pero que él sólo quería estar conmigo. Todo eso me asustó porque me di cuenta de que él me quería, me lo hacía sentir, lo veía en sus ojos. Recuerdo cuando suspiraba y decía “esta mujer me hace mal” también me decía inocentemente “Te quiero… pero sólo un poquito”. Una mañana se puso al pie de la cama me miró a los ojos arregló mi cabello y me dijo suavemente “Te quiero… más que un poquito” me besó y me dejo continuar durmiendo. El planeó unas vacaciones para llevarme a conocer el mar porque sabía que era uno de mis sueños. Éramos felices, al menos yo lo fui inmensamente, pero un día recibí un mensaje suyo donde me decía que se sentía raro conmigo, se sentía horrible por tener que decirme que se terminaba, pero que él era así y que no se trataba de otra mujer. Eso lo hizo a días del viaje que tanto esperé. Siempre estuve consciente de que un día terminaría pero no lo espere tan pronto, tan de repente sin explicación alguna. Además, por qué me lo dijo en un mensaje, las cosas importantes siempre me las dijo de frente. Contra su voluntad fui a verlo, estuve en su casa me dijo que el problema era él y no yo, que conmigo la pasó muy bien que yo era muy divertida, pero que tenía que ser así. Al final me confundió cuando dijo que yo debería buscarme alguien más aburrido y no alguien como él. Todo lo decía de manera fría y ya no me miraba a la cara, no resistí y rompí en llanto. Lo abracé por última vez, pero él ya no me abrazó. Cuando nos despedimos lo último que hizo fue suspirar y decir “esta mujer”. Nunca más lo volví a ver. Pasó el tiempo y no había día que no lo recordaba y tanto extrañarlo me hacía doler el alma. Hasta hoy sigo llorando con su recuerdo, tantas ocasiones donde deseé un abrazo suyo, no volví a salir con nadie, entristecí profundamente. Seis meses después noté que él revisó mis fotos en la página donde nos conocimos. Días después me escribió diciéndome “me acordé de usted”, empezamos nuevamente a conversar pero como amigos, como antes, riendo de nuestras tontas conversaciones, sólo que recibí comentarios de él diciéndome que soy especial, única, perfecta, divertida, divina que siempre lo hice reír, además de decirme “vi esto y me acordé de usted”, “estuve en tal lugar y me acorde de usted”, “hoy me acorde de usted”. Sufrí mucho al dejarme como no imaginé, sólo después de que se terminó me di cuenta de lo mucho que lo quería aunque nunca se lo dije. Antes no quise igual, siempre lo querré, creo que me enamoré de quien no debía, fui débil. Me alegra el corazón que me haya vuelto a escribir, que sea cariñoso, pero no entiendo por qué lo hace. No quiero engañarme con cosas que no son. En mi corazón siento que me quiso, pero que esa vida no era para él, ser hombre de una sola mujer no era lo suyo. Tal vez prefirió dejarme antes que engañarme o simplemente eso es lo que quiero creer. Me gustaría verlo nuevamente, pero no sé si tendré el coraje de estar frente a la persona que tanto quiero y solo hacerla de amigos. Aunque él me haya dejado, yo no lo dejé ir, lo llevo siempre conmigo, no muy cerca pero si muy dentro.