❤👄😍🌺Una flor no puede florecer sin sol, y el hombre no puede vivir sin amor. ❤👄😍🌺

MI PRIMER AMOR QUE NO SABÍA QUE LO ERA
Apenas tenía 11 años cuando lo conocí. Él era todo lo contrario a lo que yo era en ese entonces, yo quien le tenía miedo a hablar con las personas, así que ese año me dedique a hablar con chicas en especial con una que me desagradaba completamente; años más tarde mi mejor amiga. Recuerdo que no me resultaba fácil tener una conversación con alguien, sin embargo él se empeñaba a hablar conmigo, era el típico niño fastidioso, jamás me pregunte porque solo a mí , y solo después de unos años me di cuenta que tal vez y solo tal vez le gustaba. Lo último que recuerdo de ese año es que me dio un papelito diciendo “prometo ya no fastidiarte más y quiero ser tu amigo” No se por qué me emocione y le enseñe ese papel a algunas amigas, ellas decían que le gustaba, pero yo estaba completamente desinteresada, me gustaba otro niño que se me hacía adorable. Y el solo era mi “amigo fastidioso”. En segundo año el chico que me gustaba se cambió de escuela, y luego me entere que yo también le gustaba, él pudo haber sido mi primer amor si no se hubiera ido, pero se fue. Pero mi amigo fastidioso aún estaba allí, me ponía apodos y lo detestaba por eso, pero a la vez me resultaba terriblemente adorable. En especial cuando marcaba territorio conmigo y otros chicos. Como podría odiar a alguien que me defendía de otros chicos. Pero yo una vez más enamoradiza; me enamore de otro chico, que también se fue al año siguiente. Lo sé, pensarán que tengo una maldición o algo. ¡No!, no la tengo. En tercer año estaba segura que éramos mejores amigos hablamos y él se convirtió en el gracioso de la clase, me gustaba estar con él, pero ese año me gustaba otro chico En cuarto tenia amigas que nos fastidiaban, y creo que fue en ese año que me di cuenta que algo pasaba entre nosotros, me gustaba estar con él y que me hiciera reír pero mis piernas temblaban cuando se acercaba a mí; una de nuestras amigas en común estaba convencida que el en cualquier momento me pediría ser su enamorada y yo siempre le decía que eso no pasaría, cada vez que hablábamos ella se acercaba a preguntarnos si ya estábamos saliendo. Era divertido gritarle “¿estás loca?, ¡largo!” Y yo estaba confundida, porque tal vez existía la posibilidad que todos lo malinterpreten ¿Era imposible, verdad?, ¿Cómo podría gustarle yo? ¿Cómo podría gustarme él? Pero había un chico que me empezó a fastidiar solo porque no me gustaba prestarle mi tarea para que se copee, lo odiaba. En serio, le odiaba, me hacia la vida miserable, lanzaba mis cuadernos y mis cosas y para colmo nos teníamos que sentar juntos. Odié esa mitad de año. Mi mejor amiga estaba carpetas lejos de mi incluso el, mi amigo también lo estaba quería decirle, quería acusarlo, pero el odioso es ese tipo. Era el tipo que se cree demasiado bueno y que las personas le dan mucha importancia; estaba envidiosa que todos parecían divertirse excepto yo. Para ese entonces él haba dicho a todos que yo salía con un chico nuevo que recién había ingresado ese año. A mí, realmente, no me gustaba él, era tan incómodo que te fastidien con alguien que no te gusta. Si lo han experimentado saben de que hablo. Es incomodo es odioso, y se lo dijo a todos, incluso los maestros creían que nosotros salíamos, lo odiaba. Y solo fue porque el nuevo, coqueteó un poco conmigo, solo que en ese entonces no sabia que era coquetear con alguien, ahora lo sé. A mitad de año hacíamos nuestra confirmación. Rogué a todos los cielos para que no me tocara con el odioso y mucho menos con el que me fastidiaban, y creo que me salió bastante bien- demasiado- yo diría, porque fue en esa mitad de año que confirme que me gustaba mi amigo. Realmente, realmente me gustaba, el era divertido me gustaba estar con el y que mis piernas tiemblen o que me quede nublada cuando tenía que decir algo. Me gustaba sentarme a su lado. Pero supongo que algo cambiaba entre nosotros. Mientras yo me sentía más atraída por el, él se alejaba, el ya no era mío, el era amigo de todos, el ya no me prestaba la misma atención que antes. Y aunque nuestra relación era muy buena, y aunque una vez de tantas me llevo de la mano como si fuéramos algo y para una niña de 14 que no tenía interacción con ningún hombre eso era importante. Me hacía sonrojarme, y debí saberlo que yo le interesaba a él. En quinto de secundaria él tenia novia. Me partió el corazón, porque me gustaba, pero ahora él era de su novia. Aún me agradaba que me fastidiara con mi banda preferida y aun le quería. Felizmente estaba obsesionada con una banda de chicos que estaba segura que me casaría con alguno de ellos, así que pensaba que cuando me casara con alguno lo invitaría. Él siempre jugaba con ese pensamiento mío, él decía que llevaría a su novia, a veces solo nos sentábamos y hablábamos de como seria eso, mientras yo lanzo mi ramo de flores el evitaría que su novia lo cogiese. Inventábamos alguna fiesta y me decía si invitaría a alguno de ellos. Hablamos mucho por chat (en ese tiempo existía), hablábamos en persona, luego terminamos el colegio y aun éramos amigos claro que más lejanos. Él termino con su novia, creo que fue a mí a la primera que se lo dijo. A diferencia de todos los amigos que olvidé al entrar a la universidad, sólo conservo a dos o tal vez tres personas que recuerdo con mucho cariño. Mi mejor amiga, que ya llevamos 10 años de amistad, otra amiga que ocasionalmente veo y a él. A veces nos encontramos en el carro. No sé si nuestra historia continuará, pero el hecho que haya pasado 10 años desde que nos volvimos amigos es algo especial. La última vez le invente una historia de amor con un tipo “x”, porque empezó a preguntarme si estaba con alguien. Entré en pánico y le dije que estaba súper enamorada de alguien. Realmente ya no me gusta, pero ver a tu primer amor a veces me pone de buen humor. No encuentro muchos chicos que me siguen el juego cuando me pongo infantil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario